Waffle Aplatanado

Históricamente, tomar el té por la tarde era una costumbre típica de la clase alta. Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en un hábito popular e íntimamente vinculado con la cultura de ocio de la sociedad.

LA HORA DEL TÉ EN NUESTRO PAÍS

Nuestro país no es ajeno a este famoso ritual, el cual tiene espacios exclusivamente dedicados a ofrecer variedades de té, acompañando con bocadillos salados y pastelitos dulces.

Para conocer un poco más acerca del tema, fuimos a visitar Las Bolena Restaurant & Tea Room; lugar que ofrece más de 30 variedades de té, una carta con platos variados incluyendo postres y un salón muy temático con estilo europeo.

Álvaro Cornejo, chef y fundador del lugar nos recibe para conversar y contarnos a detalle acerca de este grato ambiente.

¿CÓMO NACE LA IDEA DE MONTAR EL ESPACIO?

El espacio nace como una visión de mi hermana Ana Lucía, quien por motivos de estudio fue a vivir a Suiza y es ahí donde nace la idea, al ver salones de té y lo que ofrecían, trajo consigo la idea de montar una propuesta más personalizada, con acabados diferentes y con el único fin ofrecer algo nuevo aquí en Lima. Comenta Álvaro.

Shakshuka

La carta ofrece pastas, carnes, pescados y fusiones criollas. Los sábados y domingos desde las 9:00 am el servicio de brunch tendrá una carta diferente en la que los platos brillarán con influencia americana y europea.

¿QUE PROYECTOS VIENEN PARA LAS BOLENA?

Una vez afianzado, estructurado y estudiado, podría comenzar un nuevo proyecto, a pesar que los clientes piden que iniciemos en otros distritos. Replicar los mismos platos, llevar el mismo concepto no es tan fácil, Pero, tampoco imposible; de todas maneras, queremos llegar a mucha gente con este concepto.

Mont Blanc

Preparar algo nuevo y ver cómo la gente se divierte con la propuesta, es lo bonito de dirigir un espacio como este, donde la gente se lleva un recuerdo de la experiencia que vivieron entre tazas de té, gin tonic, mimosas, que el desayuno se volvió un almuerzo y el lonche una cena y por ello nunca me faltara energía y ganas de brindar siempre lo mejor para el comensal. Recalcó Alvaro.

VALE LA PENA COMENZAR A FORMAR PARTE DE ESTE RITUAL, YA SEA A LA HORA DEL TÉ, DESAYUNO O BRUNCH, MIENTRAS LO HAGAS CON BUENA COMPAÑÍA.

Escribe: Julio Cesar Ayca de @explorandosabores